Colegios privados vs. padres morosos: cómo sanear el vínculo?

Actualizado: 3 oct 2019

“Es indispensable entender que se trata de una relación absolutamente particular y que bajo ningún punto de vista puede equipararse a la de un “acreedor / deudor comercial”.



En tiempos de crisis, la comunidad educativa privada no está ajena al problema de la morosidad de los cobros de las cuotas escolares. Sin embargo “el deudor moroso”, en estos casos no es ni más ni menos que un papá cuyo hijo es parte esencial de la Institución Educativa o… “acreedor”??


Se puede aplicar la habitual fórmula de cualquier otro vínculo comercial “Acreedor / Deudor” al del particular vínculo Colegio / Papá?


Desde ya que las Instituciones educativas privadas se sustentan a través de las cuotas de sus alumnos y el atraso en el cobro, también puede derivar en el derrumbe de la Institución. Sin embargo, se trata de una relación tan delicada que requiere de un tratamiento, asimismo delicado.


Negociar con familias que además de estar atravesadas por crisis generales, muchas veces atraviesan problemáticas particulares, requiere de una sensibilidad muy sutil, indispensable para lograr no sólo el cumplimiento de las obligaciones naturales establecidas sino también para evitar que la mora no se interponga en el vínculo Institución / Familia.


La salud de ese vínculo es el eje fundamental, alrededor del cual gira el mundo educativo de miles de familias. Interponer en ese eje la problemática económica, sin advertir el peligro que podría conllevar una mal implementada “exigencia de pago” es un error que puede resultar mucho más costoso, que la falta de pago o la demora del mismo.


Nuestra experiencia como Profesionales de la Negociación, nos indica que delegar este tipo de cobranzas en manos de terceros, ajenos a la Institución permite sanear el vínculo entre ambas partes. De ese modo, el Colegio podrá dedicarse en profundidad a su misión educativa y los padres, tendrán un interlocutor que sabrá analizar todos y cada uno de los pormenores que les impiden honrar en tiempo y forma sus obligaciones, arribando sin duda a acuerdos de cumplimiento efectivo.

87 visualizaciones0 comentarios