La Empresa Familiar: ¿Retiros, dividendos o sueldos?

La Empresa Familiar termina siendo la fuente de recursos indiscriminada de los familiares que trabajan en ella, independientemente del cargo que ocupen.



La semana pasada se acercó a mi oficina un cliente, dueño de una Empresa Familiar, desesperado por poner orden en muchos aspectos de su Empresa Familiar. Le pedí que me hiciera una descripción de cargos y responsabilidades en dicha Empresa Familiar y me explicó que él era el único socio y que, entre otros empleados, sus dos hijos (de 22 y 24 años, estudiantes) trabajaban en cargos operativos.


Cuando le pregunté cuáles eran los sueldos de sus hijos, me respondió que tanto él como sus hijos hacían “retiros” semanales adecuados a su ritmo de vida..!


Alerta!!! Estamos ante un caso más que frecuente en el mundo de las Empresas Familiares, en el que cuesta diferenciar que el “retiro”, no es más que un adelanto de dinero a cuenta de otro concepto según el cargo que se tenga en la Empresa Familiar.


En el caso del Socio, tendrá la posibilidad de percibir “dividendos”, si los hubiere en el resultado del balance mensual, sin perjuicio de cualquier “sueldo” que pudiere percibir si además de su condición de socio, ejerciere algún cargo operativo y así lo hubiere determinado en el Contrato societario.


En cuanto a los hijos de mi cliente, ambos en cargos operativos, también deberían contar con un “sueldo” mensual por su desempeño.


Los “retiros” tan comunes en la Empresa Familiar son una evidencia más de ciertos permisos o licencias que se dan en un ámbito en el que cuesta diferenciar los roles de la familia y los roles dentro de la Empresa Familiar.


Los hijos de mi cliente deberían percibir un sueldo, acorde con la tarea operativa que ellos desempeñan. Ni un centavo más, ni un centavo menos. Y desde ya, si ese sueldo no les alcanzara para vivir, el padre como tal y de su bolsillo (no como socio de la Empresa Familiar!!) estará en todo su derecho de ayudarlos en su economía. Pero de ninguna manera, exponiendo las finanzas y la economía de “su otro hijo”, la Empresa Familiar.

33 visualizaciones0 comentarios